ordenación

ecoproductos para la buena ORDENACIÓN TERRITORIAL

En el pasado se han discutido inúmeros planes, programas y leyes destinados a un desarrollo más sostenible del entorno urbano. Sin embrago,  es necesario que esas intenciones se concreticen en políticas de planificación estructuradas y defensables que incluyan los diferentes aspectos de la sostenibilidad urbana y territorial: geográfico, ambiental, paisajístico y socioeconómico.

La evolución de la planificación urbana en Europa se encuentra intrínsecamente asociada a la revolución industrial del siglo XIX y a las nuevas actividades que ella ha introducido en las ciudades. La introducción y concentración de actividades industriales con un consumo intensivo de recursos naturales, así como el uso intensivo de mano-de-obra, creó una demanda por accesos y habitaciones alrededor. El rápido crecimiento urbano resultante, caracterizado por una elevada densidad poblacional, no fue capaz de responder a las necesidades habitacionales de las poblaciones (sobre todo en los casos de los masivos éxodos rurales)  y ese es un proceso que en diversa partes de Europa sigue condicionando la ordenación de las mallas urbanas y su planificación.

Otra de las consecuencias de este modelo de desarrollo urbano fue la segregación social inherente a la diferenciación entre los barrios habitacionales urbanos y los barrios operarios que bajo diferentes formas evolucionó para los barrios sociales de hoy día que, en gran parte, siguen funcionando como minusvalías en lo que toca a la movilidad social.

El problema es que las respuestas actuales frecuentemente siguen siendo desajustadas a la realidad, difíciles de aplicar y frecuentemente descuidan los aspectos ambientales fundamentales para una evolución sostenible de los territorios.

Plantear el territorio de forma holística y con atención a las premisas de sostenibilidad es fundamental para una gestión eficaz y racional de los territorios y que contribuya para una mejor calidad de vida de sus poblaciones.

Powered by